Preguntas frecuentes

¿Hay una cantidad mínima de recogida?

Como norma general recogemos cualquier cantidad solicitada en función de dar servicio. Obviamente, desde un punto de vista económico, el volumen mínimo está relacionado con el valor del bien a recuperar, y el coste de transporte que entraña. Como ejemplo,  en el caso de pallet de madera, el mínimo habitual oscila de 30 a 45 unidades. Por el contrario si hablamos de palet de plástico, recoger una pila de 15 unidades, puede resultar muy rentable.

¿Qué sucede cuando no hay un punto 2R cerca de mis instalaciones?

Mantenemos una red de depósitos o puntos de recogida donde los mismos se añaden en función de las necesidades y solicitudes de nuestros clientes. Añadir un nuevo punto de recogida, depende del volumen y de la distancia hasta el punto de recogida más cercano.

¿Nuestro embalaje es muy específico, también pueden gestionarlo?

Si, nuestros servicios y sistema operativo, pueden afrontar cualquier tipo de embalaje logístico por específico que sea.

¿Pueden ofrecer el servicio de pool para artículos fuera del listado?

Los artículos incluidos en la lista son los artículos estándar para el intercambio y uso compartido y que por tanto aportan sinergías, y ahorro de costes. Por supuesto, somos capaces y estamos preparados para ofrecer servicios de pool con artículos específicos, bien en alquiler, bien propiedad de cliente.

¿Qué datos debemos facilitar para realizar un caso de estudio?

El mayor coste de retorno de embalajes es el coste de transporte. Lo que necesitamos son los datos de envío de un periodo representativo, generalmente un año. Dicha información, debe contener el código postal de destino, la cantidad y tipo de embalaje enviado, y el número de artículos enviados en cada uno de dichos envíos.

¿Cómo comenzamos a usar sus servicios?

En primer lugar debemos crear un perfil logístico y una propuesta, realizando un rápido análisis de datos. Dichos resultados se presentan, argumentan y debaten, a fin de obtener un valor potencial de negocio y ahorro, a fin de llegar a un acuerdo en cuanto a objetivo, planificación e implementación. En general, el tiempo total del proceso no debería exceder los dos meses. En ocasiones un mes es suficiente.